Día 2: Aukana, Dambulla, Pidurangala y las vistas de Sigiriya

Para llegar a la cima es más complicado que la ascensión a Sigiriya, las vistas igual de buenas y más económico y tranquilo.

pidurangala

Pidurangala  es la alternativa económica a Sigiriya

Si hay una cosa que hicimos en Sri Lanka fue conducir, las distancias no son muy largas pero el tuk tuk es un vehículo algo lento y pasamos muchas horas en él, 6 días dieron para mucho aunque es un país para disfrutarlo y se nos hizo corto.

Amanece en Anuradhapura y desde nuestra ventana podemos ver los campos de arroz. Después de un sueño reparador tenemos las pilas cargadas. Son las 7 ya estamos preparados para desayunar y emprender el viaje. Desayuno abundante con zumo, café, tostadas y fruta, todo ello igual que la cena servido con la amabilidad de los dueños de la guesthouse.

Ponemos rumbo a la que sería nuestra primera parada en el camino: el Buda de Aukana.

Distancia de Anuradhapura hasta Aukana: 53 kilómetros – 1 hora y media en tuk tuk aproximadamente.

  • El Buda de Aukana

Al llegar hay que subir por un sendero con unas escaleras, es una subida corta de no más de cinco minutos. De nuevo volvemos a ver monos saltando de rama en rama a nuestro paso. Es nuestro segundo día y siguen llamándonos la atención, es curioso verlos tranquilamente sin importarles nuestra presencia.

Una vez arriba nos reciben unos monjes y tras pagar el precio de la entrada de 500LKR (unos tres euros).

Nos descalzamos y ahí vemos el gran Buda impresionante y en muy buen estado de conservación. Su nombre significa comiendo al sol, dicen que al amanecer es la mejor hora para verlo.

Enorme, de pie, esculpido en roca de 12 metros que data del siglo V. Destacan los detalles con los que ha sido tallado y lo bien trabajada que está la piedra. La pose de Buda significa bendiciones, Assia Mudra, con la mano derecha levantada y con la otra sosteniendo la túnica sobre el hombro. La llamarada sobre su cabeza el poder de la iluminación total. En su rostro su expresión refleja serenidad.

Esta tallada sobre la proporción de las nueve caras: la altura del cuerpo es nueve veces la longitud de la cara.

Estuvimos un rato haciendo fotos y contemplando la magnitud de la escultura, a su lado nos vemos muy muy pequeños.

En el mismo recinto hay una pequeña Stupa y un árbol de Bohdi.

buda Aukana sri lanka

Ahora toca volver al tuk tuk y encaminarnos a nuestro siguientes destino: Las Cuevas de Dambulla.

  • Las Cuevas de Dambulla

Distancia de Aukana a Dambulla: 36 km una hora aproximadamente en tuk tuk.

En Dambulla se encuentra un conjunto de cuevas escavadas en la roca, en la montaña a 160 metros de altura.

Para llegar a ellas nos tocó ascender por un sendero con escaleras. No es una subida dura, se tarda unos 20 minutos en llegar arriba, pero era ya mediodía y el sol apretaba y parecía que nos íbamos a derretir. 

Una vez arriba nos deberemos descalzar para entrar en el recinto. Os recomendamos llevar unos calcetines ya que se anda por piedras, tierra y por zonas donde el suelo está muy caliente.

La entrada a las cuevas es gratuita y se permiten hacer fotos.

Son 80 cuevas descubiertas,aunque solo cinco de ellas son visitables, dentro de ellas hay unas 150 estatuas, cientos de imágenes de Buda, pinturas murales adornando el interior y techos decorados que han resistido el paso del tiempo. 

cuevas dambulla

A pesar de haber visto muchas fotos de las cuevas nos sorprendieron gratamente. Lo mejor es entrar en cada una de ellas y dejarse sorprender por la cantidad de detalles y de imágenes.

  • Cueva I  (Devaraja Viharaya)

En la primera de ellas o templo del Rey de los Dioses destaca un Buda recostado de 15 metros, impresionan los enormes pies del gran buda decorados con dibujos de colores. Fue construida en el Siglo I a.C. por el rey que huyendo de los invasores del sur. Se refugió en ella durante años y al recuperar el trono ordenó convertir las cuevas en templos. 

cuevas dambulla sri lanka

  • Cueva II (Maharaja Viharaya) 

El templo del Gran Rey es la mas grande, mide 52 metros de longitud y 23 de ancho y 7 de altura. Al entrar la cueva nos pareció impresionante con montones de budas  por todos lados, sin duda la cueva que más nos gustó.

cuevas dambulla sri lanka

cuevas dambulla sri lanka

  • Cueva III (Maha Alut Viharaya)

El Gran Templo Nuevo. Muchísimas esculturas de pie, y un Buda reclinado en una bonita almohada. cuevas dambulla sri lanka

  • Cueva IV (Pachima Viharaya)

La cueva del Oeste es la mas pequeña de todas. Destaca un Buda sentado dentro de un makara torana con pose meditativa.

cuevas dambulla sri lanka

  • Cueva V (Devana Alut Viharaya)

El Segundo Nuevo Templo usada como almacén por los monjes. También alberga un Buda reclinado y dioses hinduistas, incluyendo Murugan y Vishnu.

cuevas dambulla sri lanka

Una vez visitadas las cinco cuevas tocaba volver a bajar y dirigirnos a Pidurangala. 

  • Comer en Dambulla

Era hora de comer, estábamos sofocados y hambrientos. A unos 6 kilómetros de las cuevas, de camino a Pidurangala tuvimos la suerte de encontrar un buen sitio donde comer, el restaurante Sakura desde la carretera un gran cartel como reclamo indicando que estaban en Tripadvisor. Se trata de un buffet libre con buena comida local, por unos 8 euros al cambio probamos un poco de todo. De postre un buenísimo yogur con miel. Destaca la amabilidad del dueño siempre pendiente de nosotros, de que estuvieramos bien y que disfrutáramos de la comida. 

Sakura DambullaDe Dambulla a Pidurangala 22 kilómetros una media hora aproximadamente.

  • Pidurangala, el antiguo monasterio

Pidurangala

Pidurangala es la alternativa económica a Sigiriya, es una formación rocosa formada por la actividad volcánica, situada a pocos kilómetros al norte de la fortaleza de Sigiriya.

Para subir te piden un donativo de 300LKR. Nos entregaron un folleto en el que indican que el dinero recaudado lo destinan a ayudas sociales. Indican que se tarda en subir unas dos horas, no miramos el reloj para calcular el tiempo empleado pero diría que dos horas es lo que tardamos en subir y en bajar como muuuucho!!

Para llegar a la cima es más complicado que la ascensión a Sigiriya. Una parte del recorrido en el que hay que escalar por las rocas. Dada la difilcutad y que es menos importante que Sigiriya la ascensión se hace tranquilamente sin muchos turistas.Una vez en la cima también encontramos pocas personas. 

  • En el área de Pidurangala vivian hace miles de años monjes en las cuevas de los alrededores.

Pasamos muchísimo calor, las provisiones de agua en este tipo de ascensiones ¡son imprescindibles!

En la primera parte de la subida y en la que es más sencilla y apta para cualquier persona encontramos una cueva con un buda reclinado de 12,5 metros, el torso de la estatua fue destrozado por buscadores de tesoros  y ha sido reconstruida. El camino hasta aquí es agradable con escaleras y con un sendero definido.

buda acostado Pidurangala

  • Seguimos subiendo

Ya no hay sendero, a veces parece que nos hemos equivocado de camino porque delante nuestro se alzan rocas gigantescas pero nosotros seguíamos avanzando. Estábamos en el camino correcto, tocaba escalar por enormes rocas, echamos unas risas por nuestros problemas escalando (no nos llegaban las piernas a una de las rocas más altas jeje). Nos encontramos con un perrito encima de una de las rocas y nos extrañamos de que estuviera allí, llegamos a la cima, estar allí arriba es algo único, ¡valió la pena!.

Pidurangala

Delante de nosotros se alzaba Sigiriya, la montaña del león imponente, granciosa, preciosa, una imagen que habíamos visto en montones de ocasiones antes. Sin lugar a dudas es una de la s principales imagenes que se asocian al país. Desde allí se podían ver las escaleras de Sigiriya y gente subiendo por ellas.

Pidurangala

Pidurangala

El perro que habíamos visto en la escalada también decidió subir.

Pidurangala

Una de las mejores experiencias de este viaje, es de los mejores recuerdos que nos llevamos de Sri Lanka. 

Una vez completada la subida recogimos nuestras mochilas que nos habían guardado muy amablemente.

  • Pidurangala o Sigiriya?

Estuvimos hablando con un guía de tuk tuk que se acercó preguntando donde habíamos alquilado el tuk tuk se asombró de la cantidad de kilómetros que habíamos hecho y los que aún nos quedaban y en tan poco tiempo.

Nos comentó que el siempre recomendaba subir a Pidurangala ya que Sigiriya era muy caro, que las vistas eran las mismas excepto que en Pidurangala podíamos ver Sigiriya, así que era mucho mejor.

Aún así subir a Sigiriya y verla de cerca debe ser también alucinante. Eso si para subir a Sigiriya cobrarán 30usd por persona.

  • De regreso

Después de estas visitas nos subimos en el tuktuk y pusimos rumbo a Polonnaruwa. De camino pasamos por el parque de Minneriya y de lejos vimos a un elefante, una imagen preciosa, verlo en libertad, tranquilo y con un paisaje de fondo maravilloso.

minneriya

Más adelante nos impactó una imagen de Buda, a orillas del río de Minneriya. Delante había una parada de autobús y había gente que bajaba depositaba un donativo y rápidamente volvía a subir para seguír su recorrido.

buda sri lanka

Viajar a nuestro nos dio libertad para parar en todos aquellos lugares que nos llamaban la atención. 

  • Distancia de Pidurangala a Polonnaruwa

53 kilómetros, una hora y media aproximadamente en tuk tuk.

En Polonnaruwa nos alojamos en Man Guest Polonnaruwa al igual que en Anuradphura una guesthouse muy sencilla. Cenamos allí mismo ya que dando un paseo por la calle principal no vimos nada y preferimos pedírselo a ellos. La comida esta vez no era casera sino que era de un restaurante de la zona. Se encuentra muy cerca de la ciudad antigua.

Por la mañana visitaríamos Polonnaruwa.

 

Guía de los 10 días en Sri Lanka y Maldivas

 

Te podría interesar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: