playa huraa

Xplorando islas locales

Huraa

playa huraa

Huraa es una isla situada en el atolón al norte de Malé. Habitada por unas 600 personas.

La isla tiene 800 metros de largo y 300 de ancho. Para llegar lo más barato es coger el ferry local. Desde Malé tarda 1 hora y media en llegar y sale todos los días excepto los viernes a las 14:30. El precio del ferry es entre 1 y 2 euros. El ferry local se coge en la estación de Villingili Ferry Terminal, ¡ojo! no es la misma a la que llegaremos del aeropuerto a Malé. Para llegar a la terminal se puede ir andando unos 30 minutos o coger un taxi.

Al llegar a Huraa nos recibieron los dueños de Huraa East Inn. Con un carrito de resort nos llevaron a nuestra habitación dejamos las mochilas y salimos a la calle antes de que oscureciera a dar un paseo por la isla.

 

Se ofrecieron a enseñarnos la isla, las vistas del resort Four Season and Club Med Kani, la playa local, la bikini beach… La isla es muy pequeña y se recorre rápido. Ellos estaban encantados, siempre se ofrecían a llevarnos a cualquier punto de la isla.

Unas pocas tiendas de recuerdos y alguna de alimentación se reparten entre la pequeña isla.

Después de una primera toma de contacto salimos a explorar y a hacer unas cuantas fotos.

Fuimos a comer algo en el único restaurante para turistas de la isla el Sunset Lounge y a descansar después de un día agotador.

Despertamos en Huraa desayunamos y nos dirigimos a la bikini beach.

En las islas en las que no hay bikini beach las mujeres debemos estar vestidas por lo que siempre es recomendable saber si la isla a la que vamos a ir dispone de ella.

Antes de llegar a la playa vemos el vertedero de la isla allí queman las basuras acumuladas. Ya habíamos leído sobre ello, en Maldivas no saben de reciclaje. Es una pena que esta zona esté tan cerca de la playa de turistas la verdad.  
 

La playa es bonita, entre vegetación de aguas turquesas con unas hamacas reutilizadas que los dueños de las guesthouses han colocado allí. Apenas hay turistas por lo que el ambiente de paz es absoluto. No hay sombrillas aunque tampoco hace mucho sol. Nos bañamos, tomamos un rato el sol, leemos. Empezamos  a ver humo de las basuras que están quemando lo que estropea un poco el ambiente.

 

Volvemos a la habitación a consultar si el ferry está funcionando.

Tenemos un mensaje del Bibee Maldives el ferry sigue sin servicio. Nos ofrecen venirnos a recoger por 100$. En hora y media nos encontramos con uno de los chicos del hotel y una pequeña lancha. Nos subimos y empieza a llover, nos resguardamos como podemos, conducen con cuidado ya que pasamos por zonas de coral y bancos de arena.

 

Guía completa de Sri Lanka – Maldivas

Comparte nuestro contenido

Te podría interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.